• Inici
  • Com cuidar el teu entorn personal i financer?

Com cuidar el teu entorn personal i financer?

La meua parella

​​​​​​​

​​​​​​​


Per a evitar que els diners es convertisquen en un problema, és fonamental aconseguir un acord sobre el repartiment de les despeses, així com identificar els objectius comuns i buscar la millor via per a aconseguir-los. Sou compatibles financerament?

​​​​​​​

Sou compatibles financerament?

Coneix la teua compatibilitat financera amb aquest test de 10 senzilles preguntes.

{{ title }}

{{ summary }}

{{ question.question }}

{{ percentage }}% completado

{{ footerInfo }}

Principals recomanacions:

A moltes parelles els incomoda parlar de diners perquè pot semblar una falta d'afecte. Però tingues en compte que els problemes econòmics estan entre les principals causes per les quals s'acaba trencant una relació.

Imagina què ocorreria si esbrines més endavant que un dels membres de la parella desitja comprar una casa i formar família com més prompte millor, mentre que el somni de l'altre és estalviar per a poder donar la volta al món. Algun dels dos es portarà un disgust. Els vostres objectius són completament diferents.

Les coses seran més fàcils si es decideix, com a parella, quina prioritat tindran uns certs objectius comuns, com ara l'adquisició d'un habitatge, la compra d'un cotxe, tindre una família, la creació de fons d'emergència o estalviar per a la jubilació. D'aquesta manera, es pot arribar a un acord sobre com planificar l'estalvi i la inversió per a aconseguir-los.

A casa mengem a taula, però cadascú al seu plat La vida en comú.

Enhorabona. Heu decidit fer el salt i iniciar una vida en comú. Ara és necessari reorganitzar les finances a casa.

Es posible que antes de comenzar la convivencia ya dispusierais de algún sistema de gestión de los gastos comunes o incluso que contarais con una cuenta bancaria común para llevar a cabo vuestros planes e incluso para ir ahorrando para iniciar vuestra vida en común.

Ahora que ha llegado el momento, la primera pregunta a la que tendréis que contestar para organizar vuestras finanzas es ¿Cómo os vais a organizar?: ¿Cuenta conjunta? ¿Cuentas separadas? ¿Ambas?

El hecho de que hayas optado por compartir tu vida con otra persona no significa necesariamente que las finanzas tengan que ser totalmente compartidas. Es recomendable que cada uno mantenga cierto grado de independencia para gestionar sus finanzas personales.

Una buena solución puede ser distinguir entre "lo nuestro", "lo tuyo" y "lo mío".

De esta forma podéis mantener cada uno una cuenta personal y otra u otras cuentas conjuntas con distintas finalidades: para satisfacer el pago de los gastos comunes que genera la vivienda y la convivencia, para crear un colchón de emergencia y para llevar a cabo proyectos comunes en el largo plazo.

Al iniciar una vida conjunta, las parejas tienen que decidir cómo distribuir las responsabilidades de la casa pero también las responsabilidades financieras: quién se ocupa de revisar las cuentas bancarias, de hacer las transferencias, de pagar las facturas o del seguimiento de las inversiones.

  • Repartir las tareas

    A grandes rasgos, lo importante es acordar cómo se va a manejar el dinero en la nueva vida en común y poner en práctica algún sistema para asegurar el cumplimiento de tareas importantes, como por ejemplo cerciorarse de que existe suficiente saldo en las cuentas para atender los recibos domiciliados.

  • Reevaluar

    Además, también puede ser un buen hábito sentarse de vez en cuando a evaluar cómo estais funcionando y ver si estáis satisfechos con este reparto ya que no conviene que éstas sean obligación de un único miembro de la pareja aun cuando uno de los dos sea más “experto” en temas financieros.

  • Comunicación fluida

    En todo caso, la otra persona debe, como mínimo, estar al corriente de la situación económica y comprender las consecuencias de las decisiones que se toman. Es importante que ambos estéis al tanto de dónde se guardan los documentos importantes relacionados con las gestiones que se realizan como son los extractos bancarios, las pólizas de seguro o las escrituras y contratos.

Ahora sois dos, toca ajustar también el presupuesto a la nueva situación y elaborar uno en común. Hace falta revisar los ingresos y las obligaciones comunes y establecer, entre los dos, un nuevo plan de gastos y una nueva estrategia de ahorro.

Posiblemente, los dos tengáis ya experiencia gestionando vuestro propio presupuesto, pero aun así, te recomendamos consultar la HERRAMIENTA PRESUPUESTO

En todo caso, las reglas básicas para que vuestras finanzas vayan sobre ruedas son:

  • Gastar siempre menos de lo que se ingresa.
  • Dedicar un esfuerzo extra a rebajar o eliminar deudas, sobre todo las de alto interés.
  • Convertir el ahorro en parte de vuestras vidas, en cuanto las deudas estén bajo control. Conviene destinar una cantidad fija al ahorro.

Es posible que para cumplir vuestros objetivos necesitéis contar con recursos adicionales o que surjan circunstancias que requieran un dinero extra. No obstante, no caigáis en la tentación de conseguirlos por la vía rápida, recurriendo a préstamos o créditos.

La financiación ajena no es recomendable en general para la adquisición de bienes o servicios, puede ser recomendable en determinadas circunstancias para algunas de las inversiones más relevantes a lo largo de la vida, como podría ser la adquisición de una vivienda.

En cualquier caso, antes de contratar un préstamo personal es importantísimo calcular bien la cuota a pagar y asegurarse de que encaja en vuestro presupuesto sin causar dificultades.

Recuerda que siempre que sea posible, es mejor intentar ahorrar para estas adquisiciones en vez de utilizar crédito.

Sea cual sea vuestra situación, el ahorro como gasto fijo del mes puede ser una buena estrategia a seguir para empezar a ahorrar.

Lo importante es empezar cuanto antes y destinar al ahorro una parte de vuestros ingresos dentro de vuestras posibilidades, aunque no sea una gran cantidad. Hay que disponer de un colchón o fondo de emergencia por si se produce una situación inesperada en el corto plazo, o como previsión para la jubilación.

También existen productos financieros para ahorrar, pudiendo ser recomendable combinar depósitos bancarios y otros productos de menos riesgo con inversiones que tengan rentabilidades potenciales más altas, como acciones o fondos de inversión. Toda esta información en Descubre ¿Cómo invertir mi dinero?

Principales recomendaciones de ahorro-inversión:

  • Dejar algo de colchón en las cuentas corrientes para cubrir los recibos domiciliados, gastos diarios, etc. Creando un fondo de emergencia suficiente para cubrir entre tres y seis meses de gastos.
  • Para objetivos a corto y medio plazo (como, por ejemplo, la entrada para comprar un coche, obras en casa y unas vacaciones), podéis considerar opciones de ahorro e inversión con mayor rentabilidad.
  • Ahorrar para la jubilación debe figurar entre vuestros objetivos financieros, sea cual sea vuestra edad. Cuanto antes se empiece, mejor. Descubre ¿Cómo preparar mi jubilación?

La tranquilidad de saber que tanto tú como tu pareja gozáis de cierta seguridad económica en caso de imprevistos graves o posibles contingencias indeseadas, es importante. En este caso recurrir a los contratos de seguros, suele ser una buena opción.

Recomendaciones:

  • Revisad vuestros seguros:

    si ya teníais seguros de vida, es recomendable revisar las coberturas y cerciorarse que figuran como beneficiarios las personas a las que realmente deseáis proteger. También los seguros de salud y accidentes, los planes de pensiones y productos similares.

    Lo importante para los seguros es tener la cobertura adecuada: ni corta ni inadecuada por excesiva, con lo que se encarece innecesariamente.

  • Ahorrar agrupando los seguros:

    muchas compañías de seguros ofrecen planes familiares que resultan más económicos que mantener dos individuales.

    Si cada cónyuge ya tiene su propio seguro, calcula los costes y coberturas para decidir si se mantienen pólizas separadas o combinarlas.

​​​​​​​

Formalitzant la unió: Parella de fet o matrimoni?

En fer el pas, més enllà de la qüestió romàntica, heu de saber que la unió legal també té conseqüències econòmiques.


Existeixen dues maneres de formalitzar legalment la unió d'una parella: el matrimoni i el registre com a parella de fet. Totes dues formes d'unió suposen una sèrie de drets i obligacions diferents.


Descobreix-les

Ens casem! Què hem de saber?

Les condicions econòmiques del matrimoni es recullen en els règims matrimonials. Aquest règim econòmic es pot pactar davant notari abans o després de la boda en un contracte conegut com a “capítols matrimonials”, que s'inscriu en el Registre Civil juntament amb la notificació del matrimoni. Es pot modificar en qualsevol moment durant el matrimoni de comú acord per tots dos cònjuges.

​​​​​​​

Els principals règims matrimonials:

Tots els guanys i beneficis obtinguts a partir del matrimoni per qualsevol dels cònjuges formen part d'un fons comú. Fa falta el consentiment dels dos per a vendre béns de guanys, però també per a gestionar-los i administrar-los.

No obstant això, els béns obtinguts abans del matrimoni o heretats continuen sent privatius, propietat exclusiva de la persona en qüestió.

En aquest cas cada cònjuge manté la seua independència econòmica.

Pots disposar dels teus béns amb tota llibertat i no necessites el consentiment de l'altre.

Què més hem de tindre en compte?

En cuanto a las parejas de hecho, el Código Civil no recoge ningún régimen económico matrimonial si bien los miembros de la pareja pueden adoptar los acuerdos que consideren oportunos. 

En aquellos casos en los que los cónyuges no pacten de forma explícita un régimen económico matrimonial, se aplicará el régimen de gananciales, salvo en el caso de que residáis en algunas comunidades autónomas como Cataluña y en las Islas Baleares, donde el régimen por defecto es el de separación de bienes. 

El régimen económico elegido tiene mucha trascendencia, no sólo en caso de separación y divorcio, sino también en las repercusiones ante terceros, como entidades de crédito y otros acreedores. 

La unión legal está también vinculada a otras cuestiones financieras y de protección en caso de que se produzcan ciertas contingencias que varían en función de si la unión es de hecho o en matrimonio.

  • A la hora de realizar la declaración de la renta, las parejas unidas mediante matrimonio podrán optar por realizar la declaración de la renta individualmente o conjuntamente, según les resulte más ventajoso. Mientras que los convivientes o las parejas de hecho tendrán que hacerla individualmente.

  • En cuanto a la protección ante el fallecimiento de la pareja, existen restricciones para que los miembros de la pareja de hecho puedan percibir pensiones de viudedad respecto de las existentes para el matrimonio y en cuanto a las herencias no hay una normativa específica que regule este aspecto en las parejas de hecho si bien la normativa de algunas comunidades autónomas equiparan la pareja de hecho al cónyuge viudo.

Muchas entidades de crédito ofrecen préstamos específicos para financiar los costes, pero aunque resulten muy atractivos, recordad que no dejan de ser préstamos personales.

También hay mucha oferta de “créditos rápidos” que permiten disponer de dinero de forma inmediata sin muchos trámites, si bien estos créditos suelen tener un tipo de interés más alto (a veces mucho más) que los préstamos personales.

Os recomendamos leer siempre detenidamente las condiciones de los préstamos disponibles en el mercado y compara sus TAE para un mismo plazo de amortización.

En todo caso, ahorrar para la celebración será la mejor forma de evitar un exceso de endeudamiento y puede ser uno de los objetivos financieros de la pareja a corto o medio plazo.




En cas de ruptura: separació o divorci

Posar fi a una relació afectiva és dur a nivell emocional però també pot ser-ho a nivell econòmic.

Cal prendre decisions difícils com dividir i repartir els béns, els comptes, els estalvis i els deutes, i sempre és més costós mantindre dos habitatges separats amb les seues corresponents despeses.

​​​​​​​

La fi de la relació sempre serà menys onerós i amb menys tràmits si es fa de mutu acord. En el cas de portar la separació dels béns per la via contenciosa, cada membre de la parella ha de tindre el seu propi advocat i procurador i les despeses legals d'un procés allargat poden disparar-se.

Si és de mutu acord, en cas d'existir matrimoni també fa falta un advocat i procurador, però aquests poden ser compartits entre els dos i el procés és molt més curt. Si la unió és de fet bastarà amb elevar l'acord a escriptura pública davant notari.

El repartiment de béns dependrà de l'acord al qual haguera arribat la parella de fet en el seu moment i en gran part del règim econòmic pactat en el cas del matrimoni. Es detalla aquest repartiment, juntament amb altres condicions com la custòdia dels fills i altres acords en un contracte denominat conveni regulador.

És important assenyalar que no existeix una llei que regule la separació d'una parella de fet si bé algunes comunitats autònomes compten amb regulació pròpia en aquesta matèria.

En el cas que existisquen fills comuns, cal tindre en compte que les obligacions en tots dos casos seran les mateixes encara que els procediments a iniciar siguen diferents en el cas d'unió de fet i matrimoni. Caldrà arribar a un acord sobre la guàrdia i custòdia, l'ús o l'atribució de l'habitatge, la pensió alimentària, etc., i podreu estar representats per un sol procurador i un sol advocat. Si no s'arriba a un acord caldrà recórrer igualment a la via contenciosa.

¡No te pierdas nada!

Mantente al día de todas las novedades de Finanzas para Todos suscribiéndote a nuestra newsletter. Todas las novedades sobre finanzas, en tu correo.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Aliquam dapibus aliquam ipsum, quis posuere ligula eleifend vel. Morbi rhoncus, dolor vitae blandit volutpat, tortor neque tincidunt eros, id hendrerit orci sem vel nisl. Nunc lacinia neque non erat volutpat condimentum. Vestibulum in egestas turpis. Donec consequat odio quis fermentum convallis. Vivamus dui lorem, posuere vel leo in, tempor tempus tortor. Fusce rutrum dapibus gravida. Phasellus tempus, velit sit amet porta faucibus, nulla elit tempor lorem, at commodo ligula purus eget dui.