Saltar al contenido principal
Buscar Buscador
Salir

Encuentra lo que estás buscando

Phishing: un intento de fraude por correo electrónico

07/11/2022

Phishing: un intento de fraude por correo electrónico

Los ciberdelincuentes inventan nuevas formas para intentar conseguir tus datos bancarios. Ese es el fin último del phishing, un intento de fraude a través del envío de correos electrónicos con los que tratan de manipular al usuario para que facilite sus datos personales (nombre, DNI) y datos bancarios (números de tu tarjeta, usuario y contraseña de tu banca electrónica, claves OTP).

El phishing es una técnica que consiste en el envío de un correo electrónico en el que los ciberdelincuentes suplantan la identidad de entidades, como nuestro banco, una red social, una entidad pública, una empresa reconocida o un servicio que utilicemos. Su objetivo es obtener toda la información personal y bancaria que puedan conseguir de nosotros, como usuarios y contraseñas, direcciones, datos de tarjetas de crédito, etc., realizar un cargo económico o infectar el dispositivo. Para ello, adjuntan archivos infectados o enlaces a páginas fraudulentas.

Estos mensajes fraudulentos utilizan todo tipo de artimañas para dar una falsa sensación de urgencia y forzar al usuario a que tome una decisión rápida para evitar supuestas consecuencias negativas. Pueden ser mensajes como que tu cuenta ha sido bloqueada o que hay un problema con tu factura.

¿Cómo identificar este tipo de correo electrónico fraudulento?

El sentido común es clave para prevenir este tipo de actuaciones delictivas:

  • Tu banco nunca te pedirá por correo electrónico ni por SMS que facilites tus claves de acceso a la banca electrónica o los datos de tus tarjetas de crédito.
  • Si tiene archivos adjuntos, desconfía. Con gran probabilidad este archivo oculta un virus informático (malware o programa malicioso).
  • Verifica la dirección del remitente. Pero ten en cuenta que los ciberdelincuentes consiguen ocultar la dirección real detrás de una falsa.
  • Desconfía de los mensajes que contengan enlaces. Revísalos antes de clicar. Para ello, pasa el cursor sobre el hipertexto para ver el enlace verdadero. Su objetivo es dirigir a la víctima a una página web falsa que simula ser legítima para robar sus credenciales de acceso.

Precauciones

Si creemos estar ante un correo fraudulento, lo primero que debemos hacer es ignorar el mensaje y eliminarlo, y por supuesto, no hacer clic en ningún enlace ni descargar ningún archivo adjunto del correo.

  • No facilites nunca la información que se te pide ni ninguna otra.
  • Márcalo como «no deseado» y, si puedes, denuncia la suplantación de identidad a tu proveedor de correo electrónico.
  • Bloquea al remitente para evitar recibir correos de este tipo en el futuro.
  • Es aconsejable remitirlo a tu banco para que esté al tanto e informe al resto de clientes.

Si crees haber sido víctima, comunícalo a la entidad para que bloquee la operación y revierta, en la medida de lo posible, el problema. Modifica la contraseña de acceso a tu banca electrónica. No olvides interponer denuncia ante la Policía, Guardia Civil o en el Juzgado.

Categorías

  • Reclamaciones y fraude