Inicio ¿Cuánto sabes sobre el crédito ?

¿Cuánto sabes sobre el crédito ?

​​​​​​​

Un buen uso de los créditos puede traer grandes beneficios y tener considerables ventajas, por lo que es importante tener una buena educación financiera al respecto, ¿cuánto sabes sobre ello?

Verifica tus conocimientos sobre el crédito

¡FALSO!

El crédito NO es dinero extra. El dinero prestado simplemente nos permite gastar hoy los ingresos de mañana, lo que nos deja con menos dinero para cubrir los gastos futuros.

¡FALSO!

Comprar algo que no nos podemos permitir perjudica nuestro presupuesto y disminuye nuestro nivel de vida, tanto si pagamos en efectivo como si utilizamos crédito. De hecho, los bienes comprados a crédito se encarecen: si no podemos permitírnoslos en efectivo, mucho menos de esta forma. La clave es si podemos permitirnos pagarlos en el futuro sin alterar nuestro equilibrio financiero.

¡FALSO!

La posibilidad de que un banco u otra entidad financiera te conceda un crédito depende de tus circunstancias personales y de tu historial crediticio.

Las entidades financieras necesitan conocer las obligaciones que tienes con otras entidades para de esta forma poder determinar el nivel de riesgo en el que incurren al concederte un préstamo. Para ello, consultan la base de datos CIRBE, donde se recoge la información de los préstamos, créditos, avales y garantías que cada entidad de crédito mantiene con sus clientes. En las bases de datos (Asnef y Rai) a las que acceden las entidades también figura si has incumplido algún pago de otros préstamos y de otras facturas.

No podrás obtener crédito en buenas condiciones si tu historial crediticio es malo y tus circunstancias personales no son las mejores. Puede que los únicos dispuestos a prestarte sean entidades dudosas o particulares que te cobren elevados gastos e intereses. Es así como mucha gente ha perdido sus casas y otras posesiones.

¡VERDADERO!

Las entidades deben actuar con responsabilidad a la hora de conceder préstamos o créditos actuando de forma honesta, imparcial y profesionalmente. Es por ello que, la entidad deberá hacer una evaluación en profundidad de tu solvencia.

¡FALSO!

Al aceptar un crédito o préstamo, firmamos un contrato por el que nos comprometemos por escrito a devolver todo el dinero, más intereses y otros gastos, en unas condiciones especificadas. Por tanto, las entidades no tienen la obligación de renegociar las condiciones de la deuda.

¡FALSO!

No es lo mismo. Cuando una entidad te concede un crédito, te está prestando un servicio que no es gratis. Este servicio lo tienes que pagar, además del coste original del producto. El interés es la cantidad que te cobran por el privilegio de utilizar dinero prestado. Según el porcentaje de interés y el plazo de pago, el coste del crédito puede ser importante respecto al precio al contado del producto que quieras comprar. Es decir, pagarías bastante más.

¡No te pierdas nada!

Mantente al día de todas las novedades de Finanzas para Todos suscribiéndote a nuestra newsletter. Todas las novedades sobre finanzas, en tu correo.