Inicio ¿Cómo invertir tu dinero?

¿Cómo invertir tu dinero?

​​​​​​​

¿Qué es invertir?

Invertir implica comprometer parte de tus ahorros con la esperanza, pero sin la certeza, de obtener a cambio una rentabilidad. Como no existe la certeza de obtener esa rentabilidad, invertir implica riesgo.

Diferencia entre ahorro e inversión

Se debe invertir el excedente de ahorro

Para un objetivo: emergencias o necesidades a corto plazo


Productos típicos: depósitos a plazo, libreta de ahorro, cuentas a la vista de alta remuneración.


Nivel de riesgo: ningún riesgo de perder el capital –hasta cierto límite.


Tipo de rendimiento: Intereses


Ventaja principal: el dinero está fácilmente disponible en caso de necesidad, se sabe el tipo de interés que se va cobrar.   


Mayor inconveniente: menor rentabilidad – a veces menor que la tasa de inflación.   

Para un objetivo: normalmente , crecimiento a largo plazo.


Productos típicos: renta fija (letras, bonos, obligaciones), Renta variable (acciones), Fondos de inversión, Derivados.


Nivel de riesgo: depende del producto.


Tipo de rendimiento: intereses, dividendos, revalorización del capital.


Ventaja principal: existe gran variedad de productos con diferentes combinaciones de rentabilidad y riesgo que permiten a cada persona elegir el producto que se mejor se adapte a sus necesidades y preferencias.


Mayor inconveniente: existe riesgo. Se puede no conseguir la rentabilidad esperada e incluso perder el capital invertido.


Invertir debe ser una decisión meditada...

No obstante, la toma de decisiones de inversión no es algo que se deba tomar a la ligera. Como inversor, tienes que elegir un camino entre varios; esa elección influirá en tu capacidad financiera, presente y futura.

Invertir puede ser una buena forma de acercarnos a nuestros objetivos financieros. Siempre que se haga con una actitud responsable y después de analizar toda la información necesaria. Una inversión inteligente y consciente te puede permitir tener un mayor control sobre tus finanzas y afrontar tu futuro con más confianza.

Es importante tener claro que invertir, aunque lleva implícito el riesgo o incertidumbre de los resultados, no significa jugar al azar.

No hay que confundir la inversión con un juego de casino. Es cierto que hay gente que invierte basándose en intuición o sentimientos, o en los consejos de Internet, un compañero de trabajo o un familiar. Pero esto es un error.

  • Se debe invertir cuando existe una expectativa razonable de rentabilidad acorde con el riesgo que quieres y puedes asumir.
  • Se debe invertir a través de intermediarios autorizados y después de consultar información fiable.
  • Se debe invertir el dinero que no va a ser imprescindible a corto plazo para otras obligaciones.
  • Se debe invertir de acuerdo con tus objetivos y situación personales.

La enorme oferta de alternativas de inversión en el mercado puede ser abrumadora. Hay que tomarse todo el tiempo necesario antes de realizar una inversión. El inversor debe hacerse las siguientes preguntas:

¿Invierto? ¿No invierto? ¿Cuánto dinero? ¿En qué producto? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Con qué entidad?, etc.

No son decisiones para tomar a la ligera. Adquirir un determinado activo financiero supone comprometer tus ahorros y por lo tanto condiciona tu capacidad financiera, presente y futura.

No existe inversión sin riesgo, aunque algunos productos tienen más riesgo que otros.

  • La rentabilidad es la capacidad de generar rendimientos.
  • El riesgo es la incertidumbre sobre el resultado. Los rendimientos futuros pueden ser grandes o modestos, pueden no producirse, e incluso puede significar perder el capital invertido.

Una de las características más importantes para diferenciar una alternativa de inversión de otra, es el nivel de riesgo que supone, por lo que es importante conocer el concepto básico del binomio riesgo-rentabilidad.

Las expectativas de rentabilidad van siempre en función del nivel de riesgo que se asume: a mayor rentabilidad esperada, mayor riesgo.

No existe inversión sin riesgo. Pero algunos productos de inversión incorporan más riesgo que otros.

El inversor tiene que decidir el nivel de riesgo que está dispuesto a asumir.


null


Las estrategias de inversión se suelen clasificar como “conservadoras”, “agresivas”, “moderadas”, etc., términos que se refieren al nivel de riesgo asumido, y por lo tanto su rentabilidad potencial.

¡Cuidado! Riesgo y rentabilidad van unidos, pero aceptar un mayor riesgo no es ninguna garantía de obtener mayores rendimientos.

​​​​​​​

Los 3 Pasos para tomar decisiones de inversión

¿Te interesa invertir? ¿Eres nuevo en el mundo de la inversión? Te explicamos detalladamente cómo invertir paso a paso con ejemplos sencillos.


  1. Antes de invertir: determinar tu perfil inversor
  2. En el momento de invertir: elegir un intermediario autorizado y los productos adecuados a tu perfil
  3. Después de invertir: vigilar tus inversiones


Seguir leyendo

¿En qué productos invertir?

Todos los productos de inversión se rigen por el binomio rentabilidad/riesgo. Debes conocer bien las características de cada producto antes de tomar una decisión y asegurarte de que realmente se corresponde con tus expectativas y necesidades. Nunca inviertas en un producto que no comprendes.



Seguir leyendo

¡No te pierdas nada!

Mantente al día de todas las novedades de Finanzas para Todos suscribiéndote a nuestra newsletter. Todas las novedades sobre finanzas, en tu correo.