Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema

Hay un momento para estudiar, trabajar, independizarse, formar
una familia, jubilarse: le ofrecemos guía y herramientas para que maneje
su economía en las distintas etapas de la vida.

Estás en

Apertura de una cuenta bancaria

Libreta cuenta corriente

Si aún no tiene una cuenta bancaria a su nombre, probablemente deberá abrir una para domiciliar su nómina. Es decir, abrir una cuenta a la vista (cuenta corriente o libreta de ahorro) en un banco o caja en la que autoriza a su empresa a ingresar su salario cada mes.

Las cuentas a la vista son productos de “soporte operativo” para centralizar operaciones habituales como el ingreso de nóminas y el pago de recibos. Suelen tomar forma de cuenta corriente o libreta y se caracterizan por:

  • Liquidez total: se puede ingresar y/o retirar dinero en cualquier momento, siempre que haya saldo suficiente.
  • Sencillez y pocos requisitos de apertura.
  • Posibilidad de tarjetas de débito y/o crédito asociadas a la cuenta.
  • Posibilidad de domiciliar nóminas y pagos (recibos de luz, teléfono, alquiler y otros servicios), sacar dinero de cajeros y realizar transferencias.
  • El soporte suele ser un talonario de cheques, en el caso de una cuenta corriente, o una libreta de las cuentas de ahorro a la vista.
  • Remuneración escasa o nula. Se trata de un producto operativo y no de ahorro. A pesar de su nombre, las libretas de ahorro a la vista tienen un funcionamiento casi igual que las cuentas corrientes. Pueden pagar un poquito más de interés, pero siguen siendo productos operativos, es decir, pensados más para la gestión del dinero en el día a día. No son productos adecuados para el ahorro a largo plazo.
  • Suelen cobrarse comisiones de administración y gastos de mantenimiento anuales. También se puede cobrar comisiones por transferencias, por utilizar cajeros que no pertenecen a la misma red, por ser titular de una tarjeta de crédito, por descubiertos en cuenta, etc.

Las cuentas a la vista sirven para centralizar ingresos y pagos. No son productos para el ahorro a largo plazo.


La mayoría de las entidades de crédito ofrecen ventajas especiales al domiciliar la nómina, por lo que es muy buena práctica hacerlo si es posible. Conviene comparar la oferta de distintas entidades. Entre las posibles ventajas están: anticipos del importe de la nómina sin cobrar intereses (siempre que se pague dentro de un plazo determinado), algún tipo de tarjeta gratis, seguros de accidentes o de hogar, hipotecas y préstamos personales con condiciones favorables, créditos pequeños al 0%, ausencia de comisiones, acceso a la banca online, descuentos en telefonía móvil y otros sectores, regalos... Algunos bancos devuelven un porcentaje del importe de los pagos domiciliados.

Para formalizar la apertura de la cuenta es necesaria la firma de un contrato escrito en el que se reflejen las condiciones y las obligaciones y derechos que deben cumplir ambas partes.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA