El cheque: un veterano aún en forma

13/08/2019

El cheque: un veterano aún en forma

Sigue siendo común el uso del cheque como instrumento de pago en determinadas transacciones. En particular en aquellas en las que el importe a entregar o recibir es elevado, como en el caso de la compraventa de un piso.

Al utilizar un cheque damos una orden al banco para que pague una determinada cantidad de dinero a otra persona, sin necesidad de tener que recurrir al dinero físico.

Para que sea válido, deberá contener la palabra “cheque”, la cantidad que quieres pagar, el nombre de la entidad donde tienes el dinero y tu firma. Si quieres que lo cobre una persona concreta, deberás poner su nombre en el cheque. Si no lo haces, lo disfrutará quien lo tenga en su poder.

  • Si quieres cobrar un cheque dispondrás de 15 días para presentarlo si ha sido emitido en España, 20 si ha sido emitido en Europa y 60 en el resto del mundo. Pasados dichos plazos, la entidad podrá pagarlo salvo que haya sido revocado.

  • La entidad pagará parcialmente el cheque en caso de no existir fondos suficientes en la cuenta para cubrir la totalidad del importe.

  • Una vez transcurrido el plazo de presentación, podrás optar por anular el cheque. En ese caso, deberás comunicarlo a tu entidad.

  • Si has perdido un cheque, denúncialo ante un juez, quien lo comunicará al banco para que no atienda su pago.

 

¡No te pierdas nada!

Mantente al día de todas las novedades de Finanzas para Todos suscribiéndote a nuestra newsletter. Todas las novedades sobre finanzas, en tu correo.