Sistema para la Autonomía y Ayuda a la Dependencia

15/04/2010

Sistema para la Autonomía y Ayuda a la Dependencia

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, más conocida como Ley de Dependencia, asegura el derecho de las personas que no pueden valerse por sí mismas a ser atendidas por las Administraciones Públicas. Todos los ciudadanos que necesitan la ayuda de terceros para realizar actividades básicas de la vida diaria, bien por sufrir una enfermedad o accidente invalidante, o bien por llegar a la vejez, tienen  derecho a una serie de servicios sociales públicos y, en algunos casos, a una prestación económica.

La aprobación de la Ley de Dependencia dio lugar a la creación del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, e integrado por centros y servicios públicos estatales, de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, además de centros privados concertados y acreditados.

Los servicios disponibles para personas en situación de dependencia incluyen teleasistencia, ayuda a domicilio para cuidados personales y atención a las necesidades del hogar, centros de día y de noche, residencias y servicios de prevención.

En cuanto a las prestaciones económicas, se contempla tres tipos:

  • Prestación económica vinculada al servicio.
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar.
  • Prestación económica de asistencia personal.

La cuantía de la prestación está en función del grado de dependencia del beneficiario, que debe ser valorado y certificado por un órgano competente, determinado por la Comunidad Autónoma.

En el Portal de la Dependencia encontraá más información sobre la aplicación práctica de la Ley de Dependencia y sobre sus aspectos más significativos. 

¡No te pierdas nada!

Mantente al día de todas las novedades de Finanzas para Todos suscribiéndote a nuestra newsletter. Todas las novedades sobre finanzas, en tu correo.