Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema

Repase todos los productos y servicios
financieros a su disposición:
bancarios, de seguros, de inversión...

El mercado de renta variable

Dos agentes de bolsa hablando, con una gráfica de mercado en el fondo

 

La renta variable es la gran protagonista de los mercados financieros. Aunque en las bolsas de valores se compran y venden títulos de renta fija, títulos de renta variable y derivados, cuando la gente habla de la Bolsa se refiere al mercado de renta variable. Y cuando se habla de productos o títulos de renta variable, se está refiriendo, sobre todo, a acciones de empresas.

El mercado de renta variable, o mercado de acciones, refleja las expectativas empresariales y, por lo tanto, la situación económica general de los distintos países y del mundo entero.

¿Qué son las acciones?

Las empresas necesitan financiación para funcionar y crecer. Compran maquinaria, contratan personal, construyen fábricas, promocionan y venden sus productos. Las sociedades anónimas tienen dos formas de conseguir esta financiación:

  1. Endeudarse:
    • Mediante préstamos y créditos bancarios.
    • Mediante la emisión de títulos de renta fija (pagarés, bonos y obligaciones), comprometiéndose con otros inversores.
       
  2. Con aportaciones de sus socios propietarios.


En caso de endeudarse, tanto si es mediante un préstamo del banco como la emisión de títulos de renta fija, la empresa tiene la obligación de devolver el dinero, junto con unos intereses pactados de antemano. Las entidades de crédito y los compradores de renta fija son acreedores.

Las aportaciones de los socios propietarios, denominado capital social, no constituyen una deuda. La empresa no tiene que devolver nunca este dinero, que pasa a formar parte de sus fondos propios. A cambio, los socios propietarios adquieren ciertos derechos sobre la empresa; el más importante es el derecho a recibir parte de sus beneficios.

Una acción es un título que representa una parte del capital social de una sociedad anónima. El inversor que compra acciones de una empresa se convierte en socio propietario de parte del negocio. Estos socios propietarios se llaman accionistas. Las empresas sólo emiten una cantidad limitada de acciones.


En caso de quiebra de la empresa, se liquidan todos sus activos (edificios, maquinaria, muebles, etc.) para pagar a acreedores y a los propietarios (accionistas). Los acreedores siempre tienen derecho a cobrar antes que los propietarios.

Rendimiento de una inversión en renta variable

La rentabilidad de las acciones no se conoce en el momento de su adquisición y depende de infinidad de factores.

Si la empresa, por su actividad, obtuviera ingresos superiores a sus gastos daría beneficios. Parte de ellos puede quedarse en la sociedad como fondos propios y otra, si así lo decide su junta general, repartirse como dividendo entre sus accionistas, proporcionalmente al número de acciones que posea cada uno.

Un inversor que ha comprado acciones de una empresa puede obtener rendimientos de dos formas:

  1. Percibiendo dividendos
  2. Vendiendo sus acciones a otro inversor por un precio mayor de lo que pagó por estas (plusvalía).

Tanto el pago de dividendos como la venta de sus acciones dependen del éxito de la empresa, de sus expectativas y, sobre todo, de su capacidad para generar beneficios. Los inversores compran acciones con la esperanza de que la empresa tenga éxito, pero ese éxito es algo incierto y depende de infinidad de factores, incluyendo la situación de la economía en general. Debido a ello, la rentabilidad de las acciones no se conoce en el momento de su adquisición. Por eso, se les considera títulos de renta variable.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA