Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema

Repase todos los productos y servicios
financieros a su disposición:
bancarios, de seguros, de inversión...

Estás en

Características de los fondos de inversión

 
La unidad de inversión de un fondo se llama participación, y los inversores son partícipes. Si usted quiere invertir en un fondo de inversión, tiene que comprar participaciones (se denomina suscripción). Si quiere deshacerse de la inversión, tiene que vender sus participaciones (esto se llama reembolso).

Una sociedad, denominada gestora se ocupa de todas las tareas administrativas y contables y también decide en qué activos financieros se va a invertir.

Otra sociedad, llamada depositaria, custodia los valores y efectivo que componen el patrimonio.

¿Cómo se determina la rentabilidad de un fondo?

El precio, o valor de mercado, de cada participación oscila según la evolución de los valores que componen el patrimonio (las acciones, bonos, etc.), y se calcula diariamente dividiendo el patrimonio total por el número de participaciones en circulación en ese momento. Este es el llamado “valor liquidativo”. Puede consultar el valor liquidativo de cualquier fondo en la página web de la sociedad gestora o en los boletines de las bolsas de valores. También suele estar disponible en la prensa y otros medios de comunicación de información económica.

La rentabilidad que usted, como partícipe, obtiene de un fondo de inversión se calcula como el porcentaje de variación del valor liquidativo entre la fecha de compra (suscripción) y la fecha de venta (reembolso), y puede ser tanto positiva o negativa.

Rentabilidad = (Valor liquidativo final – Valor liquidativo inicial) / Valor liquidativo inicial  X 100

Ejemplo:

Usted invierte 5.000 euros, suscribiendo 50 participaciones de un fondo cuyo un valor liquidativo en ese momento es de 100 €. (Es decir, cada participación cuesta 100 €.)

Dos años despues, reembolsa sus participaciones. En ese momento su valor liquidativo es 120 €. (Por cada participación que vende, recibe 120 €, es decir, 6.000 €.)

Su rentabilidad ha sido: (6.000 – 5.000) / 5.000 X 100 = 20%

Pero también podría darse el caso de que los activos financieros en los que invierte el fondo no evolucionen favorablemente. Si a la fecha de reembolso el valor liquidativo es de 97 €, su rentabilidad sería:(4.850 – 5.000) / 5.000 X 100 = -3%

Este cálculo da la rentabilidad durante un período de tiempo determinado por las fechas de suscripción y reembolso, pero que no coincide necesariamente con un año. Para poder comparar este rendimiento con el de otros productos que suelen expresarse en términos de interés anual, será necesario anualizar la rentabilidad. En este caso, el 20% y -3% obtenidos en dos años equivaldrían a una rentabilidad anual del 10% y -1,5%, respectivamente.

Como vemos, el patrimonio del fondo puede aumentar o disminuir por dos motivos:

  1. La entrada o salida de partícipes, es decir suscripciones y reembolsos, lo que aumenta o disminuye el número de participaciones en circulación.
  2. El precio de mercado de los valores que componen el patrimonio. Es este segundo motivo lo que determina la rentabilidad para el fondo, y por lo tanto, para cada partícipe.

Comisiones

A cambio de los servicios de gestión profesional para sus inversiones, los partícipes de fondos de inversión pagan unas comisiones de gestión y depósito que son cargadas al fondo de forma directa, restándose del valor liquidativo, por lo que reducen la rentabilidad obtenida.

Además, pueden existir comisiones por la suscripción y/o reembolso de participaciones, que también reducen la rentabilidad.

Las comisiones varían según los fondos, dentro de los límites máximos fijados por la ley. Como inciden mucho en la rentabilidad, es muy importante conocerlas antes de decidirse por un fondo u otro. Podrá consultar todas las comisiones y gastos en el folleto informativo del fondo, que veremos un poco más adelante.

¿Qué riesgo tienen los fondos?

La diversificación de las inversiones que componen el patrimonio del fondo permite controlar mejor el riesgo, pero no lo elimina.

Los fondos, como cualquier otra inversión, se rigen por el binomio de riesgo/rentabilidad. Mayores perspectivas de rentabilidad significan mayor riesgo.

El nivel de riesgo de un fondo dependerá de los activos financieros en los que se invierte el patrimonio. Recuerde que según su vocación inversora, o política de inversión, el fondo puede estar compuesto por valores del mercado monetario, renta fija o renta variable, de distintos tipos de empresas y organismos, procedentes de diferentes zonas geográficas y en distintas proporciones. Por lo tanto, el riesgo del fondo será el de los valores que lo componen. Todas estas características están recogidas en el folleto informativo del fondo.

La diversificación de las inversiones que componen el patrimonio del fondo permite controlar mejor el riesgo, pero nunca la elimina del todo. Cada inversor debe conocer el riesgo que está dispuesto a asumir. Consulte la sección que le ayuda a determinar su perfil de inversión.

Fiscalidad

Hasta el momento del reembolso, no se tributa por las plusvalías.

La diferencia entre el valor liquidativo de sus participaciones en el momento de su reembolso (venta) y el valor liquidativo en el momento de su suscripción (compra) representa la plusvalía o minusvalía que usted obtiene de la inversión. Las plusvalías se consideran ganancias patrimoniales, por lo que se integran a la base imponible del ahorro, que actualmente tributa por tramos, en función de su importe total, según la tabla siguiente:

Pero hay que tener en cuenta que los resultados de los fondos de inversión, sean beneficios o pérdidas, no se consideran realizados de manera efectiva hasta el reembolso (venta) de las participaciones. Es decir, hasta que no se vendan las participaciones no hay que pagar impuestos.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA