Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema.

Repase todos los productos y servicios
financieros a su disposición:
bancarios, de seguros, de inversión...

Introducción

Fila de huchas con forma de cerdito. El tamaño de las huchas va aumentando de izquierda a derecha.

Como ya comentamos, los depósitos a la vista (la cuenta corriente y la libreta de ahorro ordinarias) son productos pensados para la gestión diaria de su dinero y no como vehículos de ahorro. Hay una amplia gama de productos específicos de ahorro inversión mucho más indicados para la acumulación de dinero a medio y largo plazo.

Aunque se habla conjuntamente de ahorro inversión, hay que puntualizar que invertir no es lo mismo que ahorrar. Ahorrar es no gastar el dinero para poder acumularlo, siendo recomendable depositarlo en algún producto financiero diseñado para tal fin, que le proporcionará intereses.

Invertir, en cambio, significa arriesgar parte de ese dinero con la esperanza de ganar más a cambio. Puede ganar mucho, pero también puede no ganar nada e, incluso, puede perder todo el dinero invertido. La diferencia entre ahorrar e invertir es precisamente esa incertidumbre o riesgo, mayor o menor según el producto.

El riesgo tiende a disminuir a largo plazo. Por ello, los productos de inversión se recomiendan, sobre todo, cuando no necesite tocar ese dinero durante algunos años.

El ahorro y la inversión van de la mano, porque para invertir, primero debe acumular alguna suma, ahorrando.

Una buena gestión de su dinero consiste en dar con la combinación adecuada de productos con diferentes niveles de liquidez, rentabilidad y riesgo para mejor lograr nuestros objetivos financieros a corto y a largo plazos. Esto lo veremos con más detalle en el bloque “Consejos para invertir sus ahorros”. Aquí nos interesa conocer las características de los productos más típicos de ahorro. Veremos los productos de inversión un poco más adelante.

Características productos y servicios bancarios: Ahorro
  Ahorro Inversión
Objetivo Emergencias o necesidades a corto plazo    Crecimiento a largo plazo
Productos típicos Depósitos a plazo,
libreta ahorro vivienda, cuentas a la vista de alta remuneración
Bonos (renta fija),
acciones (renta variable), fondos de inversión,
derivados
Nivel de Riesgo Ningún riesgo de perder el capital – hasta cierto límite* Depende del producto
Tipo de rendimiento Intereses Intereses, dividendos, revalorización del capital

Ventaja principal
El dinero está seguro y fácilmente disponible en caso de necesidad, se sabe el tipo de interés que se va cobrar. A largo plazo, normalmente se consigue mayor rentabilidad
Mayor inconveniente Menor rentabilidad – a veces menor que la tasa de inflación. Existe riesgo. Se puede no conseguir la rentabilidad esperada e incluso perder el capital invertido.

* Los depósitos en entidades de crédito autorizados por el Banco de España están cubiertos por un Fondo de Garantía. En caso de quiebra, u otro problema que imposibilita a la entidad hacer frente a todas sus obligaciones, cada titular tiene garantizado hasta 100.000 euros por entidad.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA