Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema

Repase todos los productos y servicios
financieros a su disposición:
bancarios, de seguros, de inversión...

La cuenta ahorro vivienda

La siguiente información es válida según la legislación vigente. Sin embargo, el Gobierno ya ha anunciado la eliminación de la deducción por vivienda habitual en el IRPF con efectos en el 2013, para los que adquieran una casa a partir de este año. Esta decisión tiene grandes repercusiones para la cuenta vivienda, ya que el mayor atractivo del producto es precisamente que las aportaciones tienen las mismas ventajas fiscales en la declaración del IRPF que los pagos realizados para la compra de primera vivienda. Si deja de existir la deducción por vivienda, la cuenta ahorro vivienda se convertirá en una cuenta de ahorro sin aliciente fiscal.

Definición

Hucha con monedas que lleva a una casita en la distancia y pasando por una libreta de ahorro vivienda

La cuenta ahorro vivienda es un producto de ahorro instrumentado en una cuenta o libreta a la vista, con una finalidad específica: la adquisición o rehabilitación de su vivienda habitual..

Normalmente se utiliza para ir ahorrando, mediante aportaciones periódicas, lo suficiente para pagar la entrada de una casa.

Las condiciones generales y particulares son idénticas a las de una libreta de ahorro (titularidad, modificación, liquidación, envío del extracto, titularidad), con alguna variación en cuanto a las obligaciones y facultades que tienen las partes.

Estas cuentas suelen pagar un interés mayor que las libretas de ahorro normales, pero su mayor atractivo son las ventajas fiscales que aportan.

Fiscalidad

Las cuentas abiertas antes del 1 de enero de 2011 tienen un tratamiento fiscal más favorable, siempre que se cumplan determinadas condiciones: el titular tiene derecho a una deducción en el IRPF del 15% de todas las cantidades depositadas durante el año impositivo en aquellos ejercicios en los que la base imponible sea inferior a 24.107,20 €. Aunque los intereses obtenidos tienen el mismo tratamiento que las cuentas corrientes, la base máxima de esta deducción es de 9.015€, lo que significa que la deducción máxima será de 1.352,25 €. Es decir, aunque se realicen aportaciones por ejemplo de 15.000€ en un año, la deducción será el 15% de 9.015 (1.325,25) y no el 15% de 15.000*.

Esta es la misma deducción que tienen aquellos contribuyentes que pagan una hipoteca para su vivienda habitual. Eso sí, para mantener esta deducción fiscal, se deberá destinar todo el saldo a la primera adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual antes de que transcurran cuatro años desde la fecha de apertura de la cuenta.** De lo contrario, se pierde el derecho a las deducciones y el titular estaría obligado a devolver las cantidades deducidas, más los intereses de demora.

Es recomendable consultar las principales novedades y preguntas más frecuentes que difunde la Agencia Tributaria para explicar el funcionamiento de las nuevas deducciones.

* En el Comunidad Foral de Navarra, la deducción fiscal va del 15% al 30% en función de la situación familiar (las familias numerosas tiene derecho a mayor deducción). Las cantidades depositadas se deberán destinar a la primera adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual antes de que transcurran diez años desde la finalización del período impositivo de apertura de la cuenta.

Los residentes del País Vasco tienen derecho a una de hasta un máximo del 60% de la base liquidable y disponen de un plazo máximo de seis años para realizar la inversión.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas e inconvenientes de las cuentas ahorro vivienda
Ventajas Inconvenientes
Importante deducción fiscal en aquellos ejercicios en los que la BI sea inferior a 24.107,20 € Plazo limitado para tener que comprar la casa
Comodidad de un ahorro sistemático por aportaciones periódicas La rentabilidad es menor al de otros productos de inversión.
Flexibilidad para hacer aportaciones cuando se quiera y de la cuantía que se quiera Sólo se puede tener una por persona – para la primera vivienda habitual
Posibilidad de conseguir una hipoteca con mejores condiciones     

Antes de decidirse por abrir una cuenta vivienda, planifíquelo todo bien y recuerde que debe encontrar una casa acorde a sus necesidades y posibilidades en un plazo máximo (cuatro años en territorio común*).

Por último, si se ha decidido por esta opción vivienda, sopese que bancos y cajas suelen ofrecer hipotecarios en mejores condiciones a quienes ya tienen una cuenta vivienda con ellos.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA