Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema

Con esta guía de primeros auxilios
sabrá cómo proteger sus tarjetas y datos personales,
defender sus derechos, evitar fraudes...

Estás en

¿Es complicado cambiar de banco?

Empleada de una entidad financiera estrecha la mano a un cliente.

En España existe mucha competencia entre entidades bancarias, que siempre están buscando captar nueva clientela con buenas ofertas. Pero mucha gente aguanta condiciones desfavorables o un trato personal por debajo de lo que merecen, simplemente por pereza a cambiar, o por razones sentimentales o de “fidelidad”.

La realidad es que cambiar de banco no es tan difícil, y el hecho de que siempre haya trabajado con la misma entidad no es razón para seguir así si realmente no está contento con el servicio que le presta. Pero infórmese bien sobre las condiciones ofrecidas por la nueva entidad antes de tomar la decisión. Tenga en cuenta que muchas entidades ofrecen condiciones tentadoras “de gancho” a nueva clientela, pero sólo durante un plazo de tiempo inicial – a veces sólo durante un par de meses.

Muchas entidades ofrecen condiciones especiales "de gancho" pero sólo durante unos meses.


Pregunte claramente a la entidad nueva cuáles van a ser las comisiones y los intereses, lea bien el contrato y el folleto de tarifas y haga la comparación, teniendo en cuenta otras factores como la comodidad para desplazarse a la sucursal, los servicios de banca online disponibles, el número de cajeros cerca de su domicilio o trabajo, etc.

Si decide cambiar, la nueva entidad debe ayudarle a realizar los trámites y a comunicar la decisión a la entidad antigua.

No olvide de comunicar el cambio de cuenta para la domiciliación de su nómina y de todos los recibos (compañías de luz, teléfono, agua, etc.). Puede ser aconsejable no cerrar la cuenta antigua inmediatamente, sino mantenerla con algo de saldo por si llega algún cargo.

No olvide de pasar todos los recibos domiciliados a la nueva cuenta.

Cuando esté seguro de haber pasado todos los recibos domiciliados y que no llegará ningún otro cargo, conviene cancelar formalmente la cuenta y pedir que le entreguen algún documento que lo acredite. Consulte si le van a cobrar alguna comisión de cancelación y si es así que le entreguen también un documento en el que se detalle el importe y el concepto (debe figurar en el folleto de tarifas máximas de la entidad). Merece la pena cancelar la cuenta aunque tenga que pagar esta comisión porque si se mantiene abierta seguirá generando gastos que resultarán en un saldo deudor, y como seguiría vigente el contrato que usted ha firmado la entidad podría reclamárselo.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA