El presupuesto, la clave para controlar tus finanzas Saltar al contenido principal
Buscar Buscador
Salir

Encuentra lo que estás buscando

El presupuesto, la clave para controlar tus finanzas

20/02/2024

El presupuesto, la clave para controlar tus finanzas

Tal vez la palabra presupuesto te suene a las finanzas de una empresa o de un país. Sin duda, es una herramienta fundamental para la gestión de ambos. Y también es esencial para la gestión de tu economía familiar. Te contamos cómo puedes elaborar un presupuesto para la gestión de tus finanzas personales.

El presupuesto es la mejor herramienta para controlar gastos e ingresos. Gracias a él podemos controlar nuestros ingresos, conocer nuestros gastos y planificar nuestras finanzas a corto plazo. ¿Cómo abordamos la elaboración de nuestro presupuesto? Te contamos todos los pasos:

  1. Identificar ingresos. Comenzaremos por hacer una lista con las entradas de dinero. El ingreso más importante es la nómina o la pensión. Pero habrá que añadir pensiones alimenticias, intereses de cuentas bancarias o inversiones, trabajos extra, etc.
  2. Identifica y clasifica los gastos. Por otro lado, tenemos que identificar todas las salidas de dinero, nuestros gastos, desde los más grandes, como la vivienda, a los más pequeños diarios (gastos hormiga) o los ocasionales, como la vacaciones. Para hacer la tarea más efectiva, debemos clasificarlos en 3 categorías:
  • Gastos fijos obligatorios: como la hipoteca o alquiler de la casa, los gastos de comunidad y las cuotas de otros préstamos. Su importe no suele variar mes a mes. Si no se abonan, se podrán aplicar gastos adicionales de demora, aumentando cada vez más la deuda.
  • Gastos variables necesarios: comida, ropa, suministros, etc. Son gastos necesarios para vivir, pero con los que podemos ahorrar si hacemos un uso racional o haciendo pequeños recortes: comparar precios, comprar marcas más económicas, andar o utilizar transporte público en vez de pagar gasolina y parking, etc.
  • Gastos discrecionales: todos los demás gastos que no son imprescindibles pero que nos aportan calidad de vida y nos gusta disfrutar, como el ocio, salir a cenar, etc.
  1. Seguimiento. Es fundamental revisar las partidas de nuestro presupuesto para que sea real y ajustado y podamos gestionar y adaptar nuestros ingresos y gastos.
  2. Págate a ti mismo. No es un gasto fijo obligatorio, pero, en el caso de que sea posible, es muy útil destinar todos los meses una cantidad de dinero al ahorro. Es decir, asumir la obligación de pagarte una cantidad fija cada mes antes de presupuestar otros conceptos variables menos necesarios. Te va a permitir hacer frente a imprevistos, amortizar deuda, planificar tu jubilación, dedicar una parte a inversión buscando mayor rentabilidad a largo plazo, etc.

Para facilitarte la tarea, en Finanzas Para Todos tenemos una herramienta para calcular tu propio presupuesto.

Tener una foto real de nuestra situación financiera es fundamental para tomar decisiones conscientes: marcar objetivos financieros a medio y largo plazo, saber si puedes asumir una deuda, planificar tu jubilación, etc.

Categorías

  • Planificación y presupuesto
  • Hogar

¡No te pierdas nada!

Mantente al día de todas las novedades de Finanzas para Todos suscribiéndote a nuestra newsletter. Todas las novedades sobre finanzas, en tu correo.